No sabemos cuales son los motivos, impulsos, necesidades, deseos, manías, gustos, proyecciones y elementos de diversa índole que nos hacen, querer, obtener o desear a una persona, sea de sexo diferente al nuestro o del mismo sexo. En primera instancias cada quien siente esa motivación, impulso o deseo de una manera personal e intransferible

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La línea del Corazón no nos indica si nos vamos a casar o no, tampoco nos habla de la felicidad de nuestras relaciones. Entonces que dice ella de nuestro AMOR, que podemos entonces interpretar en esta línea, ella nos habla nuestra manera de amar, de la forma en que nos enamoramos y de lo sano que puede ser nuestra manera de amar, de eso nos habla la línea del Corazón.

Son muchos los rumores que ha creado esta línea a través de sus más de 3000 mil años de interpretación. La necesidad del ser humano por amar y sentirse amado ha creado verdaderas joyas en la literatura: Petrarca, Shekespeare, Lorca, Neruda, Paz etc… y Freud basa gran parte de su teoría en las consecuencias de esta necesidad de amar. No hay peor enfermedad que un amor insano, las mayores locuras de la humanidad se han hecho por amor; tanto por exceso como por falta de amor.

La línea más difícil de interpretar es sin duda la línea del Corazón, su complejidad es tan grande como las formas que tenemos de amar. Te marca más un amor de verano que un matrimonio de 30 años. En ocasiones se marca con más intensidad un amor platónico que un matrimonio real y aparece con más intensidad un amante que en el marido o esposa. Un rompimiento en esta línea no es un divorcio, puede ser un cambio de actitud en nuestra manera de amar o pasar de una vida insana a un amor sano.

Se puede amar con el corazón o con la cabeza, o sea se puede amar irracionalmente o racionalmente. El impulso más difícil de controlar  o el que más cuesta expresar es el del amor, esa necesidad nos puede llevar a los mayores fiascos en nuestra vida, recuerda: Nadie hace un favor por quererte y sólo podrás amar a otra persona si te amas a ti mismo. 

Eso es lo que se ve en la Línea del Corazón; la manera en que amamos y si nos queremos a nosotros mismos. A partir de allí cada uno expresa su manera de amar como es y no de otra manera.