En mi consulta de Barcelona se dan cita el abanico más amplio de personalidades que nos acompañan en este planeta. Las consultas que recibo a diario por mi blog, mail o face, también representan ese mundo en busca de una respuesta, respuestas que en la mayoría de los casos suelen ser provocadas por  las mismas preguntas, el ser humano10296327_10154459383221562_8230810469703673148_oes repetitivo y sus preguntas también. El alma busca respuestas pero diferentes, ya que el hombre lleva haciéndose durante miles de años las mismas preguntas; De donde vengo, a que he venido, a donde voy. Esas preguntas son producto de la finitud del hombre y su alma busca una respuesta desesperadamente, la finitud apremia. Pero el hombre y la mujer actual se enfrascan en recovecos más banales y aparentemente más trascendentales pero vacíos, cuantos hijos tendré, encontraré trabajo, me perdonará mi novio. volverá mi marido, seré rico, cuanto viviré etc..Este mundo nos aleja de lo espiritual y nos acerca al obvio y contundente dinero y a su devastador poder. Por esa razón la mayoría de manos que recibo son muy parecidas, pocos detalles las hacen diferentes ya que su enfoque en la vida es el de miles. La mano que ilustra esta entrada es diferente, trasciende el aquí y ahora para querer adentrarse en un mundo lleno de demonios, de espíritus y de ángeles, muy muy lejos del poder de lo obvio y de lo establecido. En esta mano vemos  la búsqueda de lo inmortal a través del trabajo del alma y el cuerpo un trabajo único, que sólo se logra en el pleno equilibrio de alma y cuerpo.

Anuncios