El Hijo del SantoUno de los personajes más populares en el México del Siglo XXI ese sería el padre del personje que aparece en este post.

Esta son las manos de “El hijo del Santo” .

Si nos olvidamos del personaje y de esa máscara vemos las manos de un ser especial, no son las manos de un simple luchador de “Lucha Libre” parecen más las manos de un ejecutivo, de un agente de cambio y bolsa o de un promotor deportivo, estas manos distan mucho de lo que sería un deportista, sea cual sea su especialidad.

En primer lugar me llama mucho la atención que es mucho mejor su mano izquierda en comparación con la derecha, las líneas de destino o vocacionales que no aparecen en la mano dercha son la línea de Mercurio y de Apolo.

En general las dos manos guardan un equilibrio muy bueno y lo que nos llama la atención es el largo periodo que permanecen unidas las líneas de la vida y de la Cabeza, eso nos indica un fuerte arraigo o dependencia a la energía familiar, de hecho él es una continuación de la imagen de su padre, el carece de identidad propia y se muestra hacia el mundo exterior como el hijo El Santo obviando su nombre o su mote, esa dependencia supera de largo sus cuarenta años.

Sus Líneas principales son muy equilibradas pero están un poco mejor en su mano derecha, sobre todo corazón y cabeza, esto quiere decir que son los elementos que más trabaja para buscar su equilibrio. Sus montes de Luna y Venus son excelentes; vitalidad, fuerza, energía y mucha creatividad. Su pensamiento es rápido y contundente, el equilibrio en su vida lo obtiene de lo afectivo por lo que toma una parte primordial en su vida el amor.

Estas son las manos de un guerrero que ha sabido trabajar sus cualidades en beneficio propio y lo aparantemente negativo lo esta positivizando en beneficio propio. Si continua por ese camino es probable que llegue a las metas que él está buscando.