Ver las manos de un criminal no es común. Observe bien estas manos; sus montes y sus líneas, su forma.

En primera instancia es igual a todas las manos, pero si observa con detenimiento fíjese en la terminación de los dedos, casi todos, a excepción de Venus terminan en forma de mazo y son en exceso anchos, es notable ver como en la mano derecha los dedos de Júpiter, Saturno, Apolo y Mercurio tienen la misma longitud, esto es muy raro de observar. En la mano izquierda hay una pequeña diferencia con el dedo de Mercurio, sólo es un poco más pequeño. Esto crea un desiquilibrio notable, ya que desestabiliza a la mente de lo afectivo, interrumpiendo el paso del mundo de los sentimientos con el de la acción, esto provoca una falta de claridad entre ambos mundos. No es de extrañar que a la hora de tomar decisiones en extremo violentas o peligrosas no haya compación.

Es digno de mención, ya que tenemos pocas oportunidades para poder ver una mano sin línea de la vida. En la mano derecha se dibuja muy tenuemente y se detiene alrrededor de los 35 años, la línea de la Cabeza y del Corazón se marcan un poco más, pero más parecen líneas secundarias que líneas principales. En la mano izquierda desaparece totalmente la línea de la vida y la línea de los afectos es sumamente complicada y sinuosa, la de la Cabeza es corta y muy débil. El no poseer una línea de la vida es el resultado de no tener aprecio por la vida y crea la necesidad de vivir al día, eso lo podemos comprobar también en su línea de la cabeza que es corta y muy tenue.

Anatoli posee una mano Elemental con una clara desconexión entre su cabeza y su corazón, donde los aprecios y la dignidad no existen. El poco aprecio por su vida le permite llegar a extremos insospechados, en donde no existen límites y la falta de realidad convierten su mundo en una fantasia inconexa con los demás individuos que le rodean.

Intentar dialogar con una persona de estas características es verdaderamente imposible, fíjese bien en estas manos y si se encuentra con unas así salga corriendo por su propio bien y seguridad.

Anuncios