Quien piensa mal vive peor. Eso se puede ver en todo el contexto de la mano.

Una mano debe de ser armónica y equilibrada. la ausencia de equilibrio en la mano produce infinidad de contratiempos en el día a día de nuestra vida.

Esta mano es un claro ejemplo de una mano inarmónica, si observa los dedos mantienen un tamaño totalmente anormal respecto a una mano común. Es muy extraño ver una mano en donde el dedo más Grande sea Júpiter y vayan en orden decreciente Saturno, Apolo y Mercurio. El orden más normal es Saturno como el dedo central y más grande, él mantiene el centro de la mano como un mástil y según el caso le sigue Júpiter o Apolo, Mercurio suele ser siempre el dedo mas corto. Esta mano es muy extraña, encontrar una mano así es verdaderamente dificil.

Anuncios