La mano es un mapa dérmico que nos permite saber  donde estamos y hacia donde vamos. Lo importante es saber que ruta hemos tomado y tener presente que se puede variar, nada nos obliga a ir por un camino único e inalterable.

 

 

 

“Destino palabra selecta en la terminología de los vencidos”.                                                                       E. M.Cioran