Latest Entries »

Línea de los hijos

Una de las preguntas que más veces me han planteado es: ¿cuántos hijos voy a tener? La quiromancia no puede asegurar el número de descendientes que va a tener una persona. Popularmente se cree que los hijos se ven en las líneas que nacen sobre el canto de la mano y se internan en el Monte de Mercurio. Sin embargo, esta localización corresponde a las Líneas del Matrimonio o de la Pareja, que conoceremos en el siguiente apartado. Estas líneas deben ser examinadas con mucha cautela y, si es preciso, utilizando una lupa, ya que en ocasiones pueden confundirse con las que se forman en la articulación del dedo; sólo las más marcadas serán Líneas de los Hijos. Por  otra  parte, su  significado es mucho más amplio y complejo que el de tener descendencia. Hablamos de posibilidad ya que hoy en día una persona puede decidir la cantidad de hijos que desea tener, gracias a los métodos que existen tanto para evitar la concepción como para favorecerla. Así, es verdaderamente difícil que se haga realidad lo que uno  tiene marcado de nacimiento en las manos, es decir, que el número de líneas que aparecen grabadas en esta zona se corresponda con  el número de hijos que se tienen. Además, es frecuente observar estas líneas en personas que trabajan con niños, por ejemplo, educadores, psicólogos infantiles y pediatras. En estos casos suelen marcarse numerosas líneas, incluso en aquellas personas que no han ningún hijo.28 Líneas de los Hijos También es posible que aparezcan marcados los hijos adoptivos. Recuerda que la mano se forma por impulsos nerviosos, lo que hace que queden reflejados en ella los niños que asumimos como descendencia propia, aunque éstos sean adoptados, alumnos, etc. A pesar de todo lo dicho, puede intentarse una lectura de las posibilidades, una aproximación a la capacidad real de ser padres. En la interpretación de las Líneas de los Hijos la mano derecha es más fiable que la mano izquierda. En la izquierda estas líneas  nos indican la posibilidad, los hijos que puede tener una persona; en la derecha manifiestan el deseo, los hijos que piensa tener.Estas líneas suelen variar mucho con el paso del tiempo, ya que inicialmente se puede pensar en tener, por ejemplo, una docena de hijos y con los años cambiar de idea y optar por tener sólo dos o quizás ninguno.

Lectura de manos en Madrid

 

Del 15 al 18 de junio lectura de manos en Madrid. Interesados escribirme a: quioromago@gmail.com Plazas limitadas. Gracias

DSC_9916

Monte de Júpiter

Júpiter, el gran benefactor, el dios romano de los cielos, es el Zeus de la mitología griega.

Es el tercer hijo de Cibeles y Saturno. La madre Tierra había profetizado que sería un hijo de Saturno quien le arrebataría el trono, de tal forma que apenas Cibeles paría un hijo, éste era devorado por su padre Saturno. Cibeles entregó a Saturno una piedra que él devoró pensando que era su hijo Júpiter. Al llegar a la edad adulta se propone derrocar a su padre y pide ayuda a su madre, quien le proporciona una pócima embriagante. Después de ser embriagado por Júpiter, Saturno vomita la piedra y a sus hijos Plutón y Neptuno. Los tres hermanos se unen para luchar contra su padre. Esta lucha duró diez años y, tal y como se había profetizado, la victoria fue para Júpiter y sus hermanos. Éste liberó a los Cíclopes (prisioneros de Saturno), quienes obsequiaron a Júpiter con el rayo, a Plutón con el yelmo que lo hacía invisible, y a Neptuno con el tridente. Una vez derrocado Saturno, sus tres hijos se sortean el mundo para reinarlo: a Plutón le pertenece el mundo subterráneo, a Neptuno el mar y todas las aguas y a Júpiter el cielo.

manos 092 copiaJúpiter tiene una estrecha relación con la esencia de la persona, expresa lo que somos. En él se encierra lo que queremos que los demás vean en nosotros y, de alguna manera, delata nuestra parte más interna e inconsciente El Monte de Júpiter, al igual que el resto de los montes, puede ser normal, protuberante, plano o hundido en relación con el resto de la mano. Un Monte de Júpiter normal, coherente al resto de la mano, indica que su poseedor se respeta a sí mismo y demuestra dignidad y seguridad a la hora de presentarse a los demás. Supone amor por la vida y consideración por los que están en ella. Se manifiesta en la alegría por vivir. Ya hemos comentado que, tradicionalmente, Júpiter es el gran benefactor. Sin embargo, como los demás dioses, también tiene una parte negativa que se manifiesta cuando el relieve del monte  es insignificante o excesivo. En el caso de Júpiter, la excesiva protuberancia del monte indica ambición desmedida, presunción, soberbia, excesos en uno mismo que se pueden manifestar en forma de megalomanía y un hedonismo muy acentuado. También define al mitómano, muy dado a mentir o a desfigurar la realidad, engrandeciéndola.

Un Monte de Júpiter plano o débil significa egoísmo, indiferencia hacia las cosas bellas de la vida, frialdad, falta de respeto a uno mismo y una personalidad reprimida y acomplejada

Un Monte de Júpiter pálido, que carece de color, revela una perso- na con falta de seguridad en sí misma, o bien angustia a la hora de mostrarse ante los demás.

 

La armonía del color de este monte con el resto de la mano indica estabilidad y coherencia. Expresa serenidad y seguridad en sí mismo, lo que llamamos “saber estar”.

 

Por último, cuando su color es de un rojo intenso significa exce- so, egoísmo, agresividad y orgullo. Un Monte de Júpiter con este color implica problemas con el aparato digestivo y, por lo general, acarrea muchos problemas a su portador.

 

Hay que tener en cuenta que los signos de la mano no tienen un significado absolutamente positivo o negativo. No todo en el Monte de Júpiter es bondad o maldad, porque los viejos dioses griegos, como los mortales, poseen atributos tanto positivos como negativos.

La lectura completa es la que permite ver las cualidades del sujeto, si ha nacido con ellas o, por el contrario, las ha tenido que trabajar para desarrollarlas.

Júpiter es la personalidad y como se desarrolla y trabajamos en nuestros aspectos, desde el ego más exaltado hasta la indiferencia personal más exaltada.

 

Diptic quiromancia v3-1 copia 2

La Cábala, la mano y el nombre de Dios.

Es poco conocida la quiromancia cabalística. Los métodos más conocidos para interpretar la mano son la quiromancia Hindú, la China y la Occidental. El Zohar, uno de los textos más importantes para el estudio de la cábala le dedica un capítulo entero a la interpretación de las manos. Es la sección “Itro” la que nos explica un método por demás interesante sobre la lectura de la mano basado en la Torá.

La tradición hebrea reconoce varios nombres de Di-s, cada uno representa una cualidad con la que el eterno se muestra al hombre. De todos ellos el Tetragramatón, el nombre de las cuatro letras; Yud, Hei, Vav, Hei  lleva implícito un poder y una fuerza muy poderosa, su nombre desplegado se puede representar en las falanges de los dedos de nuestras manos.

mano de dios total copia 2

La numerología cabalística o guerrearía, nos permite desarrollar la fuerza del nombre de Di-s en nuestras manos. Recordemos que Di-s hizo el universo con la palabra, excepto al hombre que lo hizo con sus manos.

525465_299153793506853_1503730254_n copia.jpg

Mano en hebreo es Iad; se escribeSin título-1.jpg Yud, Dalet-, Su guematría es 14, como 14 falanges que tenemos en cada mano y las dos manos 28 que es Koaj, fuerza. La mano es la fuerza y la voluntad para que seamos lo que somos y poder conseguir lo que en verdad deseamos.

Mano de Di-s copia 4

En la mano esta representado todo nuestro cuerpo físico y  mental. Nuestra alma también y de eso trata la quiromancia cabalística.

 

PICASO MANO copia

Un Día le dijeron a Picasso, Maestro usted tiene mucho talento; A lo que respondió Don Pablo: Si, pero te tiene que pillar trabajando. Ya lo dice el viejo dicho castellano que  el genio se hace con el 2 por ciento de inspiración y el 98 por ciento de transpiración.

Sin trabajo no hay nada y afortunadamente la buena voluntad no sirve para nada. Las grandes ideas muchas veces se quedan en el tintero, en charlas de cafetería o en el escritorio de alguien sólo con deseo. No hay peor lucha que la que no se hace y el viaje más largo  comienza por el primer paso.

La mano de Picasso es una mano motora, fuerte, firme y con excelentes montes. Es una mano de un trabajador incansable y deseoso de llevar hasta el final todo aquello que se propone. Sus líneas son excelentes, pero si una línea destaca sobre las demás esa es la línea de Saturno. Saturno en quiromancia es la constancia es la línea de aquellas personas que nacieron para dedicar su vida entera a un objetivo, ejemplos en la historia hay muchos, Colón, Pascale, Einstein, Freud y un largo etc que se ejemplifica a la perfección en la mano de Don Pablo Ruiz Picasso.

Qué significa hamsa? La mano de Fátima o Hamsa es decir, en el cristianismo, el judaísmo y el Islam.

La mano de Hamsa o mano de Fátima es un antiguo talismán de Oriente Medio. En todas las religiones es un símbolo de protección. Es símbolo talismán que la gente cree que protegerlos de daños contra el mal de ojo y llevarles la bondad, la abundancia, la fertilidad, la suerte y la buena salud.

Muchas de las primeras culturas adoptaron el ojo como un icono para su protección, otros utilizaron Hamsa y así con el tiempo el símbolo universal más popular se convirtió en un ojo puesto en la palma de una mano. Hamsa de la pulsera de la mano o la mano del collar de Fátima es usado por personas que tienen la fe en un “Poder Supremo” y se encuentran en un cruce de caminos en la vida. Podrían seguir diferentes religiones; algunos de ellos podrían ser judíos, otros musulmanes podrían ser defensores del cristianismo o el budismo. Independientemente de sus creencias religiosas, ellos se encuentran en un terreno común en cuanto a tener fe en un poder superior se refiere. El amuleto se compone de cinco dedos extendidos, a menudo con un ojo en la mano. Se puede encontrar hoy en día en todo el Oriente Medio en la joyería de las mujeres, como la pulsera de hamsa, collar del hamsa, mano de fátima colgante, tejido de plana, bordado, picaportes, la ornamentación del automóvil, y así sucesivamente. Ellos quieren depender de esta fuente de energía para mantenerse protegido de las influencias negativas que de otra manera fuera de su control. Hamsa de la mano o mano de Fátima se pueden encontrar ahora como un símbolo atractivo en los hogares de las personas, o incluso pueden ser usados ​​por ellos como adornos. Mucha gente todavía lo colocan en sus hogares, donde los huéspedes pueden ver en el momento en que entran. Como existe la creencia generalizada de que protegerá la casa y la casa de los desastres disparar principalmente.

La mano del hamsa tiene una amplia variedad de diferentes grafías que incluye hamesh, hamsa, chamsa, y khamsa. También se identifica como la mano de Miriam, la hermana de Aarón y Moisés, y de la mano de Fátima. El portador de la mano del hamsa puede llevarlo hacia arriba o hacia abajo y se cree para dar el éxito propietario, la armonía, y la protección contra el mal de ojo o Nazar.

La palabra, “hamsa”, deriva su nombre de los cinco dedos de la mano. En hebreo, el número cinco es “hamesh” y la quinta letra del alfabeto hebreo es “Hey,” uno de los nombres sagrados de Dios. “Hamesh” es representativa de los cinco libros de la Torá. En el judaísmo, sino que también se interpreta como la mano de Miriam, y simbólica de los cinco sentidos de los propietarios, en un esfuerzo para alabar a Dios.

En árabe, es “khamesh.” En la cultura sunita, el hamsa está asociado con los cinco pilares del Islam. Para los Shi’tes, simboliza las cinco personas de la Capa. En la fe islámica, que simboliza como La mano de Fátima, la hija del profeta Mahoma.

¿Por qué se le llama también “Mano de Fátima” y qué significados tiene?

El profeta Mahoma, fundador del Islam, tuvo una hija, la bella y virtuosa Fátima, a la que los musulmanes veneran con gran devoción.

La historia cuenta que en una ocasión estaba Fátima muy ocupada en la cocina preparando la comida cuando su marido, Alí, llegó inesperadamente. Al oírlo, Fátima abandonó sus quehaceres y fue a recibirlo. Sin embargo, quedó tristemente decepcionada al ver que su esposo llegaba acompañado de una bella y joven concubina.

Prudente, Fátima guardó silencio y, atormentada por los celos, regresó a la cocina. Pero, inmersa en oscuros y tristes pensamientos, no prestó atención a lo que estaba haciendo: tenía una olla al fuego con caldo hirviendo y, más atenta a su tristeza que a su trabajo, metió la mano dentro y empezó a remover el guiso.

Tan absorta estaba que no sintió dolor, pero Alí vio lo que estaba haciendo y, horrorizado, se abalanzó sobre ella, gritando. Fue entonces cuando Fátima se dio cuenta de que se estaba quemando la mano y la sacó de la olla.

Desde entonces “la mano de Fátima” se convirtió en un símbolo importante en el mundo musulmán. Trae buena suerte y dota de las virtudes de paciencia, fidelidad y fertilidad, además de su poder de protección, especialmente a las embarazadas, por su protección de la matriz.

Hay una discusión rabínica sobre el origen del Hamsa, muchos lo consideran un símbolo Islámico, mientras que otros lo consideran un símbolo originariamente judío, un tercer grupo considera que no es de ninguna de estas dos religiones.

Siguiendo la opinión que lo considera un elemento ajeno a la religión judía, mucha gente se abstiene de usar el Hamsa o colgarlo en sus casas.

No obstante, el Ben Ish Jai (Rabbi Iosef Jaim de Bagdad, líder sefardí del siglo XIX) menciona que existe la costumbre de decir “Hamsa” (5 en árabe) para alejar el Ain Hara (mal de ojo) y por eso muchos acostumbran a colgar una manito de cinco dedos con la letra “Hei” escrita en ella. Aparentemente, según su opinión no hay problema en usarlo, o colgarlo en el hogar.

Es importante tener en cuenta que el Talmud dice que el mal de ojo solo te afecta si le pones importancia y si te preocupas por ello, si lo ignoras, el mal de ojo no te afecta en absoluto.

 

dibujo mano 02 copia 2 copy

La Mano

01 mapa mano up.jpg

17458432_10155942195074951_7259869365441736611_n.jpg